Requisitos de obligatorio cumplimiento en IFS y BRC

Es cada vez más común en el sector alimentario que se solicite a las empresas estar certificadas en una Norma de Seguridad Alimentaria, las más habituales a nivel europeo son IFS y BRC.

Ambas Normas se caracterizan por tener unos estándares muy similares y estar estructuradas de forma muy parecida a cualquier Sistema de Normalización Internacional, es decir, lo que se conoce más popularmente como una ISO.

Aunque hay muchas diferencias entre IFS y BRC con respecto a una Norma ISO, sobre todo a nivel sectorial, ya que las primeras están centradas en el sector alimentario y las segundas globalizan todo tipo de empresas, existe otros aspectos que crean una diferenciación clara entre ambas.

Esta es la existencia de requisitos KO (IFS) y requisitos fundamentales (BRC), el cumplimiento de éstos es vital para obtener la certificación, caso que no se da en las ISO.

¿Qué son los requisitos KO y los requisitos fundamentales?

Cada Norma de Seguridad Alimentaria tiene su propia estructura y aunque comparten muchas semejanzas también existen grandes diferenciaciones entre ellas. Similitud y diferencia es lo que ocurre con los requisitos KO y requisitos fundamentales. Éstos son una serie de requerimientos de obligado cumplimiento tanto en IFS como en BRC,  pero estos puntos son distintos entre ambas Normas.

¿Qué requisitos son para cada Norma?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuáles son las principales diferencias?

Existen varios puntos en los que IFS y BRC no coinciden, principalmente en el número de requisitos, ya que la primera expone diez puntos mientras que la segunda tiene doce. A partir de ahí, IFS considera puntos KO, Higiene personal, especificaciones del producto acabado, gestión de cuerpos extraños y retirada y recuperación de productos, mientras que en BRC a pesar de que son requisitos que sí aparecen en la Norma, no se consideran tan importantes como para ser un ‘Requisito Fundamental’.

BRC propone otra serie de requerimientos que sin embargo IFS no los enumera en su listado de puntos KO, como es el caso de limpieza e higiene (instalaciones), gestión alérgenos, diseño instalaciones, flujo de producto y segregación, control de operaciones, control de envasado y etiquetado y formación del personal.

¿Qué ocurre si no se cumple con alguno de estos requisitos?

Si se quiere obtener la certificación no existe la opción de no cumplir con uno de estos puntos, esto es común para ambas Normas. En caso de que un auditor esté realizando una auditoría y considere que uno de los requisitos KO o fundamentales no se esté cumpliendo, está obligado a detener el proceso de auditoría ya que la empresa no sería apta y con lo cual no obtendría el certificado, aunque ésta cumpliera con el resto de requisitos solicitados por la Norma.

Por lo tanto, es fundamental que las organizaciones tengan claros estos puntos porque son vitales para la certificación, además de la revisión continua que se pueda realizar en el día a día es clave incidir en estos puntos cuando se realizan las auditorías internas y en caso de existir deficiencias, subsanarlas de forma correcta según se estipula en la Norma antes de la visita del auditor.

EuroIso Consulting, ofrece a sus clientes la posibilidad de implantar cualquiera de estas dos Normas, de una forma cómoda y sencilla para las empresas. Contáctacnos  sin ningún compromiso

DLax

About DLax